Producción de nopal; la alternativa que muchos calvillenses han tomado en lugar de la guayaba

A comparación de las 6188 hectáreas de guayaba habidas en Calvillo, siendo atendidas solo 4500, muchas personas creen que las hectáreas de nopal son mayores o equivalentes en número de hectáreas, siendo que solo solo se cuentan con 385 hectáreas en todo el municipio, según datos obtenidos del CESVA.

Siendo aún casi 15 veces menor la extensión territorial ocupada, que la de huertas de guayaba trabajada, es el segundo producto con más hectáreas, seguido solo por la producción de limón persa con 223 hectáreas, hablando del municipio.

En promedio, con la siembra tradicional se se obtienen en 8 cortes por hectárea, un estimado de 10 toneladas de nopal comestible, pero esta cifra dependiendo el tratamiento a las huertas, atención eh inversión, puede llegar a dar hasta 40 toneladas por hectárea de producción, en la que comerciando en cajas de 20 kilos, la tonelada, vendiendo cada caja en 50 pesos que es el precio promedio en la región, comerciado por intermediarios, produce por tonelada 2500 pesos de ganancia, aunque durante algunas semanas por año se puede presentar una volatilidad de los precios y alcanzar sumas de precio de compra hasta en 200 pesos por cada caja de 20 kilos, dando un beneficio de 10,000 pesos por tonelada de nopal comestible, a productores que venden a intermediarios, aunque al comerciarse en la capital, en sitios como el centro comercial agropecuario a precios que por lo general rondan casi el doble o incluso casi el triple del precio al que es comprado por intermediarios acá en el municipio, pueden alcanzarse precios promedio de 80 pesos la caja y picos de hasta 400 a casi 500 pesos por caja, debido a esta volatilidad se ha convertido en la última década en un negocio preferido por la población Calvillense, llegándose a exportar al extranjero (EUA) y varios estados del país, para la producción de champú, jabones, encurtidos, etc. En la última década, muchos terratenientes de la región han dejado la producción de guayaba, para dedicarse a esta y se puede apreciar por qué se ha convertido en la 2a planta con más hectáreas sembradas en los últimos años.

No todo es miel sobre hojuelas, ya que también es un producto delicado, el cual requiere control de plagas periódico, abonado, riego y desyerbado incluso más exhaustivo que la guayaba y otros tipos de siembra, si se le quiere obtener el mayor rendimiento posible, una muestra de esto es que las nopaleras del municipio de Calvillo, según datos proporcionados por el CESVA, son 4 plagas las que atacan el nopal el cual es la Mancha Negra, estando hasta en el 50% de las huertas, la Cochinilla Grana, estando en el 70%, el Picudo en el 30% y la Gallina Ciega estando hasta en el 70% de las nopaleras de la región, añadiendo que no por esto todo el nopal producido es dañado, si no que son datos en los cuales se indica la presencia más, no el daño que ocasiona, esto varía de acuerdo al tratamiento seguido por cada propietario, pudiendo perder toda la produccion o deshaciendose de la plaga por completo.

Modificado por última vez en Viernes, 24 Julio 2020 14:16