Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Karina Ramirez Karina Ramirez

Candidatos esperan que López Obrador los lleve al triunfo

#LaMayoríaSilenciosa

  • EdoMéx, honroso primer lugar en robo de autos
  • IEEM brilla por su ausencia para informar de la elección

Como sucede en muchas elecciones, la figura presidencial siempre arrastra con su imagen a muchas personas al triunfo durante las elecciones, algunos por suerte, otros por anticipar los resultados, algunos más porque confiaron en el proyecto; sucedió con Vicente Fox, Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Pero las elecciones intermedias son diferentes, aquí cada partido hace sus mejores propuestas, cada candidato hace su mejor labor y convence de la mejor manera.

Al llegar la elección intermedia, el desgaste de los presidentes ya es visible durante la mitad del gobierno, la luna de miel que hay entre gobernante y La Mayoría Silenciosa, ya pasó su mejor periodo y viene una nueva evaluación, si bien no se acaba del todo el encanto, tampoco perdura toda la aceptación.

Aunque muchos esperan que López Obrador los lleve al triunfo en esta elección, la situación se ve muy complicada, el presidente estará enfocado en sacar el mejor resultado para conservar la mayoría en la Cámara de Diputados federal, cosa nada fácil en estos momentos de pandemia, polarización y falta de cumplimiento de sus promesas.

Por esta razón, los aspirantes en busca de un puesto de elección popular por el partido Morena no tendrán todo a su favor, la imagen presidencial no pasa por su mejor momento, la pandemia impedirá la movilización del voto, las estructuras tendrán ventaja para competir y las plataformas políticas se verán limitadas para ser expuestas cara a cara con el ciudadano.

La buena imagen, la preparación, el arraigo y la manera en que los candidatos conecten con La Mayoría Silenciosa dará el triunfo a muchas personas, porque los partidos por sí solos ya no garantizan el triunfo, esta contienda será de candidatos y quien presente la mejor oferta, ganará.

Si los partidos quieren triunfos, no basta con mandar a reelegirse a todos sus alcaldes o diputados, deben considerar los buenos resultados o de lo contrario recibirán un revés en su intento por mantener el poder en sus manos. La Mayoría Silenciosa debe estar consciente que la reelección se hizo para que los gobernantes con buenos resultados continúen sus proyectos de gobierno, si esto no es así, es mejor cambiar de gobernante.

Tradicionalmente el país tiene una vocación en el comportamiento del voto y esta elección puede regresar el poder a sus antiguos gobernantes, el norte tiene vocación priista y de derecha, la Ciudad de México es de izquierda, el sur es priista, el occidente ha sido en su mayoría panista.

Dudo mucho que López Obrador vaya a obtener un triunfo apabullante como en el 2018; Pero las obras que realiza en el sur de México, pueden ser un factor para conservar el poder en esa región, el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas son un alivio para la economía en la región y eso le da una ventaja a Morena. En las demás regiones la moneda está en el aire, no se puede predecir la voluntad de La Mayoría Silenciosa.

Los resultados electorales hablarán en junio, pero es hora de que los morenistas se pongan a trabajar desde sus municipios y regiones si quieren obtener un buen resultado, de lo contrario, esperar a que el mesías los lleve al triunfo es ilusorio y hasta torpe de su parte.

En el Estado de México

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros informó que el Estado de México, logró el honroso primer lugar en robo de autos, no se podía esperar otra cosa, con un gobernador que no le interesa la seguridad ni los bienes de La Mayoría Silenciosa. Sabemos de antemano que se escudan en que la cifra debe ser por cada cien mil habitantes y así evaden que ocupan el primer puesto, pero la realidad se vive a diario y esa no se puede evadir ni con cifras.

Pero tomando en consideración su argumento, cuánto presupuesto reciben para seguridad y qué resultados entregan por cada cien mil habitantes; de acuerdo al tamaño del aparato de Salud mexiquense, cuánta es su cobertura poblacional y cobertura en entrega de medicamentos; cuántas obras realiza por cada cien mil habitantes; cuántos policías y patrullas tiene por cada cien mil habitantes el Estado de México. Las cifras no engañan, la seguridad no es su prioridad ni le interesa al gobernador Alfredo del Mazo.

En el Estado de México

Tal parece que la objetividad, legalidad, certeza e imparcialidad brilla por su ausencia en la elección mexiquense, ya estamos en el mes de febrero y la publicidad para informar a La Mayoría Silenciosa que el 6 de junio habrá elecciones por parte del Instituto Electoral del Estado de México es nula.

Si bien es cierto que falleció el Consejero Presidente, los planes en el órgano electoral son aprobados con mucho tiempo de anticipación, sería lamentable que este retraso en la información sea para ayudar a uno o más partidos políticos. Todos saben que la emergencia sanitaria provocará una caída en la asistencia para votar de La Mayoría Silenciosa, y eso beneficia a los partidos con mayor estructura política. El hecho de no promocionar la fecha daña el derecho de los ciudadanos a elegir a sus autoridades.

Ante la pandemia que se vive, el Consejo General tampoco ha formulado un plan para que la gente salga a votar de manera segura, escalonada y con el mínimo riesgo de contagio, porque si no la quieren informar, mucho menos la quieren cuidar.