Culpan a la derecha de España por rechazo de Rosario Piedra como titular de CNDH

El senador de la República, Ricardo Moreno sostuvo que la postura del PAN en el Senado para evitar la asunción de la nueva ombusdperson en México, es resultado de una campaña de desestabilización instrumentada por el Partido Popular

El senador de Morena, Ricardo Moreno Bastida, culpó al Partido Popular de España de la polémica generada tras la designación de Rosario Piedra Ibarra como nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pues aseguró que detrás de la postura opositora del PAN, hay una campaña internacional de desestabilización desde la derecha.

Al justificar que pese a los cuestionamientos sobre la legalidad del nombramiento su bancada decidió no reponer la elección debido a que Acción Nacional solicitó que la votación fuese en tablero electrónico y ello contravenía la norma, aseguró que en realidad el interés de la oposición en México no es la CNDH o alguna otra institución, sino la deslegitimación del gobierno federal y de la mayoría legislativa.

Pese a no dar mayor explicación, señaló así que el rechazo hacia la elección de la nueva ombudsperson a nivel nacional, está vinculada con la crisis que enfrentan otros países de Latinoamérica como Venezuela y Bolivia, quienes dijo también han sido víctimas de la campaña de deslegitimación que desde España encabeza el Partido Popular.

“No caigan en ese juego, lo que quiere el Partido Acción Nacional, es deslegitimar no sólo esa sino a todas las decisiones que tome Morena y que tome el presidente de la República, lo que quiere el PAN es generar descarrillar al país, lo que quiere el PAN es generar crisis artificiales como las que se han generado en Sudamérica, en Venezuela, ahora en Bolivia, en Ecuador, eso es lo que pretende la derecha, es un plan de desestabilización de la derecha internacional financiada por el Partido Popular de España”.

Moreno Bastida sostuvo que la fracción morenista en el Senado está satisfecha con el nombramiento de Rosario Piedra al frente de la CNDH y confiada en que a su llegada, el órgano autónomo dejará de ser un instrumento de simulación en la defensa de los derechos humanos.

Rechazó que preocupe la llegada de la denuncia de la oposición y de organizaciones civiles por la probable falta de elegibilidad de Piedra Ibarra y agregó respecto a la renuncia de 5 consejeros de la CNDH que su decisión da cuenta de que hay intereses que se ven afectados con la llegada del cambio al ente, pues sostuvo que desde su creación estuvo dominado por un grupo de juristas de la UNAM.

Alberto Dzib

@albertodzib666

Deja un comentario